Secretarios de Juventud de Medellín y Antioquia y directores de bienestar de instituciones de educación superior conversaron en el TdeA sobre realidades, retos y oportunidades para los jóvenes universitarios.

Salud mental, empleo, seguridad y oportunidades en las agendas prioritarias de los gobiernos y las instituciones para trabajar en red con la juventud.


La educación no debe ser pensada solo con fines económicos, también representa apuestas personales de realización, Leonardo García Botero, rector TdeA.

 
En el Tecnológico de Antioquia Institución Universitaria se realizó el “Encuentro hablemos de juventud”, que cumplió con el objetivo de dialogar acerca de las perspectivas, retos y oportunidades de la atención a jóvenes universitarios, que permita la construcción de un acuerdo de voluntades, de colaboración y articulación de la oferta institucional hacia esta población.


El conversatorio contó con la participación de los secretarios de juventud de Medellín, Ricardo Jaramillo Vélez y de Antioquia, Roberto Rave Ríos, directores y líderes de bienestar de instituciones de educación superior adscritas a Ascún, con el propósito de trabajar agendas y programas conjuntos.


Al respecto, el rector del TdeA, Leonardo García Botero, destacó que este es el primer espacio para concretar agendas de trabajo efectivas y direccionadas con y por los jóvenes, lo que implica el reto de llevar estos diálogos a escenarios construidos con ellos. También, afirmó: “la educación no debe ser pensada sólo con fines económicos, sino, también, representa proyectos de vida o apuestas personales de realización. Estas inquietudes deben estar mediadas por la participación activa de los jóvenes”.


Realidades de la juventud en las IES


En el marco del encuentro, directores y líderes de bienestar referenciaron situaciones con los jóvenes universitarios que es necesario abordar de manera articulada. Entre los asuntos prioritario figuran la salud mental, el acceso y la permanencia a la educación superior, las oportunidades a primer empleo, el relacionamiento familiar y alertas de violencias e inseguridad en los entornos de las instituciones.


En tal sentido, coincidieron en la necesidad de fortalecer las redes y las capacidades de escucha, atención y respuesta, por medio de un acuerdo de voluntades, donde los propios estudiantes sean la voz y los actores principales en la construcción.

 

Apuestas gubernamentales


Al identificar escenarios en las entidades educativas y los entornos de la juventud, desde la alcaldía se plantearon programas como: “Medellín en la cabeza” para conectar a los jóvenes con el territorio en medio de la diversidad; los clubes juveniles como espacios seguros de formación y el fortalecimiento de las alarmas tempranas y rutas de prevención de violencias.


Por su parte, en el departamento se pretende la articulación de acciones con la Secretaría de las Oportunidades, el fortalecimiento de las industrias creativas, potenciar las estrategias de primer empleo y desarrollar programas de salud mental y jornadas complementarias.


El conversatorio se constituyó en un aporte inicial para la construcción de las políticas públicas, en el marco de los planes de desarrollo, proyectos y acuerdos que posibiliten la participación para la realización de las capacidades, diversidades y potencialidades de nuestros jóvenes, desde sus sueños y vivencias, se concluyó en el encuentro.